Mirada de violín.

23 Septiembre de 2015 / 04:57 pm / San Juan del Obispo, Sacatepéquez.

Es de las más dedicadas y avanzadas. Sonrisas y más sonrisas. Sonreía en todo momento, excepto cuando agarraba su violín y lo colocaba en su hombro.

Todo cambiaba: concentración total, la atmósfera se apacentaba y todos a la espera aguardaban la melodía.

Lo más bello del momento no sólo fue la melodía. Fue la valentía: atreverse a ser niño y a ser músico. Atreverse a romper el silencio con algo bello. A ver el mundo desde otro lugar. Atreverse a tener pasión.

Niños con pasión: eso necesita este mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s