Imagen

Ernesto.

Barrio de San Telmo, Buenos Aires, Argentina. Domingo. 4:33 pm.

Con su pipa.
Se me quedó viendo.
Estaba sentado en una silla de las mesas del parquecito.
Yo parado frente a él me sorprendí cuando me dijo en señas, que me sentará.
Desconfié, pero me senté.
Di mil vueltas pensando en qué quería el pobre señor.
Sorpresa.
Sólo quería hablar.
Entonces, entendí mi papel y me puse a escuchar: que el clima, que la gente, que la política, que sus sueños, que los míos, que no conocía Guatemala; que las palomas de a la par; que los carros bocinando… Que la vida se sentó conmigo en forma de cuento y yo sólo tuve que presionar el botón de mi cámara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s